Receta de pan viena casero

Array
5/5 (1 Calificación)
Receta de pan Viena

Receta de pan viena casero

El pan viena es un pan tradicional de origen austriaco que se caracteriza por su corteza crujiente y su miga suave y esponjosa, que es perfecto para hacer sándwiches o disfrutarlo solo con mantequilla.

¿Cómo hacer pan viena tradicional?

El pan viena se originó en Viena, Austria, y se ha convertido en un clásico de la panadería mundial, distinguido por su forma alargada y su característica corteza dorada. Su textura es ligera y su sabor ligeramente dulce, lo que lo hace irresistible para acompañar cualquier comida.

Información Nutricional

Categoría: Pan Básico
Cocina: Austriaca
Calorías: 300
Preparación: 2 horas 30 minutos
Cocción: 25 minutos
Raciones: 10

Receta de pan viena casero

Ingredientes

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 10 gramos de levadura fresca
  • 250 ml de agua tibia
  • 50 gramos de mantequilla derretida
  • 10 gramos de azúcar
  • 10 gramos de sal
 

Preparación

  1. En un recipiente pequeño, disuelve la levadura fresca en agua tibia y agrega el azúcar. Deja reposar durante 10 minutos hasta que la levadura se active y forme una espuma en la superficie.
  2. En un recipiente grande, mezcla la harina y la sal. Haz un hueco en el centro y vierte la levadura activada y la mantequilla derretida. Comienza a mezclar los ingredientes con una cuchara de madera hasta formar una masa pegajosa.
  3. Espolvorea harina sobre una superficie de trabajo y amasa la masa durante aproximadamente 10 minutos hasta obtener una masa suave y elástica. Coloca la masa en un recipiente previamente engrasado, cúbrelo con un paño húmedo y deja reposar en un lugar cálido durante 1 hora, o hasta que la masa duplique su tamaño.
  4. Una vez que la masa haya fermentado, amásala ligeramente para quitar el aire. Divide la masa en porciones del tamaño deseado para tus panes viena.
  5. Forma cada porción de masa en una barra alargada y colócala en una bandeja para hornear previamente engrasada. Cubre las barras de masa con un paño húmedo y deja reposar nuevamente durante 30 minutos, para que vuelvan a leudar.
  6. Precalienta el horno a 220°C (425°F) durante 15 minutos. Antes de hornear, realiza unos cortes diagonales en la superficie de cada barra de masa para darle el aspecto característico del pan viena.
  7. Hornea en el horno precalentado durante aproximadamente 20-25 minutos, o hasta que los panes estén dorados y suenen huecos al golpear la base. Retira del horno y deja enfriar sobre una rejilla.

Beneficios y propiedades

El pan viena es una buena fuente de carbohidratos, lo que lo convierte en una excelente fuente de energía para el cuerpo.

Este pan contiene vitaminas del grupo B, que son importantes para el metabolismo energético y el funcionamiento del sistema nervioso. También aporta minerales como hierro, magnesio y fósforo, que son esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo.

¿Sabías qué?

El pan viena se popularizó gracias a los panaderos vieneses que emigraron a diferentes partes del mundo y durante el siglo XIX, muchos panaderos vieneses llevaron consigo la receta del pan viena a otros países, donde se convirtió en un éxito.

Recomendamos

5/5 (1 Calificación)

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.