Los 10 mejores panes del mundo según TasteAtlas con recetas y paso a paso

Array
Mejores panes del mundo

Mejores panes del mundo

TasteAtlas basa sus clasificaciones gastronómicas en las valoraciones de la audiencia, utilizando una serie de mecanismos que reconocen a usuarios reales, ignorando las valoraciones falsas y otorgan un valor adicional a las valoraciones de usuarios reconocidos por el sistema como expertos.

Las clasificaciones de TasteAtlas tienen como propósito es promover excelentes preparaciones locales, infundir orgullo en los platos tradicionales y despertar curiosidad sobre platos de todo el mundo que aún no has probado.

10. Pan de yuca sudamericano

El pan de yuca es un pan tradicional compuesto de harina de yuca, huevos y queso. Por lo general, tiene forma de pequeñas bolitas redondas.

Se trata de un pan que es popular en toda Colombia y Ecuador, aunque existen variaciones del pan de yuca en toda América Latina.

Es un delicioso aperitivo caliente o una merienda por la tarde, que se suele acompañar preferentemente con una taza de chocolate caliente, té o café.

9. Marraqueta chilena

La marraqueta (también conocida como pan batido o pan francés) es el pan más popular en Chile y Bolivia, un alimento básico que a menudo se consume tres veces al día. Está hecho con harina, agua, sal y levadura.

Normalmente, se presionan dos bolas de masa juntas y luego se parten casi por la mitad antes de hornear el pan en el horno, generalmente con una bandeja de agua que le da a la marraqueta su característica corteza.

La corteza es tan querida que algunas personas incluso retiran la miga antes de consumirla. Se cree que la marraqueta se remonta a finales del siglo XIX y principios del XX, cuando un gran número de europeos emigraron a Chile y Bolivia.

8. Pan plano italiano (Piadina Romagnola)

A pesar de que hoy en día este pan plano italiano a la plancha se disfruta típicamente como un sándwich (uno de los rellenos más populares incluye prosciutto, quesos cremosos suaves como el squacquerone, tomates y un puñado de rúcula salvaje picante).

La piada o piadina Romagnola era en un principio simplemente un alimento básico de los más pobres, a menudo hecho con harina de maíz y llamado la pjida ad furmantoun en el dialecto romañol.

En su poema titulado La Piada, una especie de oda a la querida piadina romañola, el poeta italiano del siglo XIX Giovanni Pascoli la llama «el pan de la pobreza, la humanidad y la libertad», describiéndola como «suave como una hoja y grande como la luna».

Desde entonces, la humilde y rústica piadina ha recorrido un largo camino y aún hoy ocupa un lugar especial en la cocina regional, habiendo recibido la designación de Indicación Geográfica Protegida.

Las piadine, en plural, pueden contener virtualmente cualquier ingrediente como relleno, y se pueden encontrar fácilmente recién preparadas en numerosos quioscos callejeros llamados piadinerie, ya que es mejor comer una piadina minutos después de que salga de la plancha de hierro fundido, mientras aún está maleable y caliente, el marco perfecto para el queso casi fundido y los deliciosos embutidos en finas lonchas.

7. Pan Naan de la India

El naan es un pan plano único y popular con una textura masticable que tiene sus raíces en la India. Las primeras huellas documentadas del naan se encuentran en las notas de Amir Kushrau, un poeta indo-persa del año 1300.

Su nombre proviene de la palabra persa para pan. El naan se hizo originalmente en dos versiones en la Corte Imperial de Delhi: naan-e-tunuk (pan ligero) y naan-e-tanuri (cocido en las paredes de piedra de un horno tandoor), que le da a la corteza su característica.

Está hecho de harina blanca, levadura, huevos, leche, sal y azúcar, y se cocina en un horno tandoor. Su forma típica de gota de lágrima se logra por la forma en que la masa cae mientras se cocina en las paredes del tandoor.

Muchos pueblos indios tenían un tandoor comunal, ubicado en el centro del pueblo para que todos los habitantes pudieran hornear naan.

6. Pan Baguette Francés

Probablemente la imagen más icónica de Francia, este pan largo, ligero y aireado con su característica corteza crujiente se remonta al siglo XIX, cuando el trigo y los panes blancos ya no eran un privilegio de los ricos. Las baguettes se hacían incluso antes de la invención de su nombre.

La palabra baguette entró por primera vez en uso en 1920, derivada de la raíz latina baculum, que significa palo o bastón, que se convirtió en baccheto en italiano.

Las baguettes se horneaban primero como largos y anchos panes de pan, pero una ley de 1920 impedía que los trabajadores comenzaran a trabajar antes de las 4 AM, lo que hacía imposible que los panaderos terminaran de hornear el pan a tiempo para el desayuno.

5. Pan de queso brasileño (Pão de queijo)

Traducido literalmente como pan de queso, el pão de queijo tiene sus orígenes en las invenciones culinarias de los esclavos africanos, cuando comenzaron a usar el residuo de la planta de yuca. Se hacían bolas con una fina harina blanca, o almidón, que se horneaban.

En ese momento, no se agregaba queso, por lo que era solo almidón horneado, pero a fines del siglo XIX, cuando terminó la esclavitud, otros alimentos comenzaron a estar disponibles para los afrobrasileños por primera vez.

En el estado de Minas Gerais, el centro lácteo de Brasil, se empezó a agregar queso y leche a las bolas de almidón, y así se creó el pão de queijo.

4. Pan Nan-e barbari de Irán

El nan-e barbari es un pan plano leudado iraní a base de trigo. Por lo general, se forma en una forma ovalada larga que tradicionalmente se cepilla con roomal, un glaseado de harina que le da una corteza dorada ligera, pero lo mantiene ligero y aireado por dentro.

Antes de hornearlo en hornos tandoor tradicionales, el pan suele espolvorearse con semillas de amapola, neguilla o sésamo.

El nombre barbari proviene del antiguo nombre despectivo utilizado para referirse al grupo étnico Hazaras.

Se cree que fueron ellos quienes originalmente llevaron la tradición de preparar nan-e barbari a Teherán y otras partes de Irán.

3. Pan Naan de ajo y mantequilla (Butter Garlic Naan)

El butter garlic naan es un pan plano tradicional indio y una de las versiones más populares del naan. Está hecho de harina, levadura, sal, azúcar y yogur.

Una vez que la masa ha sido horneada en un horno tandoor caliente, se saca el naan dorado y se unta con mantequilla o ghee, luego se cubre con ajo picado.

Se recomienda servir el butter garlic naan con una variedad de platos indios como curries, pollo a la mantequilla, dal makhani, malai kofta o shahi paneer.

2. Pan Roti canai de Malasia

La masa para el roti canai se dobla repetidamente, de modo que el producto final tiene una textura en capas, un interior suave y una capa exterior crujiente.

La grasa más común utilizada en el roti canai es el ghee, la tradicional mantequilla clarificada india. Se cree que el plato se originó en India cuando los trabajadores indios que emigraron a Malasia llevaron la receta y la tradición de preparar esta crujiente masa a los países extranjeros.

1. Pan de bono colombiano

El pan de bono es un pan tradicional colombiano hecho de harina de yuca, queso y huevos. El pan se moldea en forma de rosquillas o bolas que son ligeramente más grandes que pelotas de golf.

Por lo general, se sirve caliente junto con una taza de chocolate caliente. Algunos afirman que el nombre «pan de bono» se creó después de un panadero italiano en Cali que solía gritar «pane del buono» (buen pan), mientras que otros dicen que recibe su nombre de un lugar llamado Hacienda El Bono, donde se hizo por primera vez.

La lista «Los 10 Mejores Panes Calificados en el Mundo» fue seleccionada por TasteAtlas con votos emitidos hasta el 13 de septiembre de 2023, con 14,773 valoraciones totales.

Recomendamos

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.