Receta de pan de anís casero

Receta de pan de anís casero

Receta de pan de anís casero

El pan de anís es un tipo de pan dulce muy popular en diversos países como México y Argentina y se caracteriza por tener semillas de anís en su interior y en su superficie, lo que le da un sabor y aroma distintivos.

¿Cómo hacer pan de anís?

Al elaborar pan de anís, deberás preparar una masa con harina, manteca, leche, huevos y anís, principalmente, fermentar, desgasificar, formar panes y hornear a horno alto.

Información Nutricional

Categoría: Panes Saborizados
Cocina: Mundial
Calorías: 200
Preparación: 60 minutos
Cocción: 30 minutos
Raciones: 6 personas

Receta de pan de anís casero

Ingredientes

  • 600 g de harina
  • 200 ml de leche
  • 150 g azúcar
  • 125 ml de agua tibia
  • 100 g de manteca
  • 40 g de levadura fresca
  • 2 huevos
  • 1 ½ cucharadas de semillas de anís
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de esencia de anís
Tabla de equivalencias de levaduras

Tabla de equivalencias de levaduras

 

Preparación

  1. Para preparar el pan de anís, primero mezcla en un recipiente la levadura desgranada, el azúcar y el agua tibia, y mezcla hasta que la levadura esté disuelta.
  2. Aparte, en otro bol, mezcla el azúcar, la manteca y la leche caliente hasta que la manteca se derrita y el azúcar se incorpore. Deja entibiar y agrega las semillas de anís, la esencia de anís, los huevos bien mezclados y la levadura.
  3. Luego incorpora la harina junto con la sal, al mismo tiempo que revuelves fuertemente con una cuchara de madera hasta que el líquido sea absorbido por la harina.
  4. Espolvorea la mesa y la masa con harina y amasa la masa, estirándola y replegándola varias veces seguidas hasta que la masa esté lisa, elástica y no esté más pegajosa. Forma un bollo y colócalo en un recipiente que tenga capacidad como para que la masa duplique su tamaño cómodamente. Cubre el recipiente con papel film y un paño, y deja que la masa repose por unos 30 minutos.
  5. Luego, desgasifica la masa y forma un cilindro, cortándolo en porciones iguales y formando pelotitas. Colócalas en una placa y déjalas reposar por unos 10 minutos.
  6. Pinta los panes con huevo y cúbrelos con semillas de anís. Llévalos al horno a 200ºC durante unos 12 a 15 minutos, hasta que estén cocidos. Finalmente, retíralos del horno y colócalos sobre una rejilla.

Beneficios del anís

El consumo de anís puede ayudar a aliviar los síntomas de la indigestión, como la hinchazón y el malestar estomacal, aumentando la producción de enzimas digestivas.

El anís se ha utilizado tradicionalmente para aliviar los síntomas del dolor menstrual con estudios que han demostrado que puede ser efectivo para reducir los calambres provocados durante esos días.

¿Sabías qué?

El origen del anís es incierto, pero se cree que es nativo de la zona oriental del Mediterráneo, en países como Egipto, Grecia, Turquía y Siria, pero que hoy en día es cultivado en diversos lugares del mundo, incluyendo Europa, Asia, América del Sur y del Norte.

Recomendamos

5/5 (1 Calificación)

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.